Trucos para enseñarle al gato en casa

Desde nuestra clínica veterinaria de Cádiz te enseñamos algunos trucos para que tu mascota te haga caso cuando lo llamas, se siente o realice algunos trucos. 

A los gatos se les debe enseñar un truco o comportamiento a la vez para no confundirlos. Será perjudicial si pasas la mitad de tu tiempo tratando de hacer que tu gato se «siente» mientras los acostumbras a su nombre. Las sesiones de enseñanza enfocadas durante períodos cortos todos los días, pueden ayudar a reforzar los comandos. La utilización de un sistema de recompensa  es una excelente manera de enfocar al gato y de que esté listo para aprender. Solo asegúrate de que las sesiones de entrenamiento se realicen antes de la hora de comer, ya que un gato no responderá a las órdenes que le digas cuándo esté lleno.

La parte más importante del entrenamiento de un gato es la paciencia. No puedes apresurar a un gato, ni esperar que salte a las demandas. Trabaja al ritmo del gato y en poco tiempo ambos estarán contentos con el progreso. ¡Sin embargo, ten cuidado de no terminar siendo entrenado por tu mascota!

Entrenamiento en casa

El entrenamiento en casa es un aspecto importante en un gato y potencialmente la habilidad más necesaria en estas mascotas. Si a un gato no se le enseña hacer sus necesidades en el lugar adecuado y continúa yendo al baño alrededor de la casa, puede ser foco de una enfermedad para la mascota o para el dueño mismo, su familia o cualquier visitante que se exponga a los desechos.

Si el gato va al baño en el mismo lugar de siempre, coloca la bandeja de arena allí, así aprenderá  donde se supone que debe ir, asociando la bandeja con «ir al baño». Una pequeña recompensa cuando usa la bandeja, reforzará esas interacciones y pronto hará que el gato comprenda para qué sirve la bandeja.

Es posible que debas disuadir a tu mascota de otras áreas de la casa, puedes colocar un material que le resulte incómodo en el piso, un aerosol de olor irritante o un elemento similar que distraerá la atención del gato de sus lugares habituales para «ir al baño» y con suerte comenzará a  usar la bandeja de arena. Nuevamente, los buenos comportamientos en el hogar requieren paciencia y para obtener los mejores resultados se les enseña desde una edad muy temprana

Para ayudar a tu gato a utilizar una bandeja de arena de manera más efectiva, recuerda limpiar cualquier basura en la bandeja al menos una vez al día y reemplaza completamente la arena cada semana.

Finalmente, sí estás embarazada, no debes manipular las bandejas de arena ni tratar los desechos de gatos.

 

Si quieres saber más sobre gatos, nuestros veterinarios atenderán con gusto cualquier consulta relacionada.

 

Déjanos un comentario...

Escriba aquí su búsqueda y presione "intro" para buscar...