Tratamiento para gusanos en gatos

Una de las principales formas en que los gatos pueden contraer gusanos es a través de la ingestión de heces excretadas por felinos infectados. Los gatos también pueden transmitir los parásitos a sus gatitos.

Nuestros consejos desde la clínica de Plaza de España te ayudarán a reconocer algunos de los síntomas de los gusanos en los gatos y cómo saber si está afectada:


¿Qué son los gusanos?


Estas infestaciones pueden causar una variedad de síntomas, que pueden pasar desapercibidos que pueden ser graves si no se tratan.

Los gatos pueden tener una variedad de parásitos intestinales, incluidos algunos que se conocen como «gusanos».

 


¿Cómo son los gusanos?


Los gusanos redondos son los parásitos más comunes en los gatos. Se parecen un poco a los espaguetis y miden entre 7 y 15 centímetros de largo.

Los anquilostomas son mucho más pequeños que los gusanos redondos de longitud y residen principalmente en el intestino delgado. Se alimentan de sangre animal y pueden causar anemia potencialmente mortal, especialmente en gatitos. Sus huevos se pasan en las heces y luego eclosionan en larvas.

Las tenias viven en el intestino delgado de los gatos y son largas y planas. Son de color blanco o crema y tienen una apariencia de cinta.

Otro tipo de gusano es el pulmonar, aunque estos residen en los pulmones de los gatos. Los gatos que contraen una infestación a menudo desarrollan tos.

 


¿De dónde sacan los gusanos los gatos?


La exposición al suelo contaminado, el agua contaminada o las áreas donde otros animales defecan son  formas en que un gato puede contraer gusanos.

Los gatitos lactantes pueden adquirir gusanos de la leche materna infectada, mientras que los gatos adultos los pueden contraer cazando e ingiriendo animales pequeños como ratas y pájaros que pueden actuar como transmisores de los parásitos.

 


¿Cuáles son los síntomas comunes de los gusanos en los gatos?


Las enfermedades difieren según el tipo de infestación de gusanos. Algunos de los síntomas comunes son:

 

  • Vómitos
  • Estreñimiento
  • Vientre hinchado
  • Tos
  • Heces oscuras
  • Diarrea
  • Pérdida de peso
  • Morder, lamer o rascarse el ano

Si los gusanos no se tratan durante mucho tiempo, los efectos pueden ser fatales, especialmente para los gatitos. El efecto a largo plazo incluye anemia por pérdida de sangre o un bloqueo en los intestinos causado por demasiadas tenias.

 


¿Cómo se previenen y tratan?


 

La forma más efectiva de prevenir los gusanos en los gatos es, cuando sea posible, mantener a los gatos en el interior y evitar su exposición a ratas, pájaros, pulgas y heces.

Existen muchos tratamientos para los gusanos, como una inyección que él veterinario puede administrar, algún tratamiento con alimentos o incluso algunas gotas que se pueden aplicar a la piel.

Si sospechas que tu gato sufre de gusanos, es importante reservar una cita para tratarlo lo antes posible.

 

Déjanos un comentario...

Escriba aquí su búsqueda y presione "intro" para buscar...