Salud bucal en gatos

Los gatos son guerreros tranquilos y a menudo luchan con enfermedades dentales sin mostrar síntomas externos de dolor. Esto puede dificultar la identificación de enfermedades dentales, especialmente porque los gatos no siempre son los mejores a la hora de controlarlos.

En La Clínica de Plaza de España queremos ayudarte a mantener la boca de tu gato lo más saludable posible, ayudando a identificar la enfermedad dental a tiempo y recomendar algunas maneras de proteger los dientes de tu mascota.

La boca normal del gato

Los gatos tienen 30 dientes permanentes, 16 en la parte superior y 14 en la parte inferior. En una boca sana, estos dientes son de color blanco cremoso, no debe haber acumulación de depósitos en los dientes y las encías deben ser de color rosa.

 

Cuidados

Prevenir es mejor que curar. Ser proactivo en la protección de los dientes de tu felino puede reducir en gran medida la incidencia de enfermedades dentales, lo que resulta un gato más feliz.

El cuidado de los dientes se puede hacer de varias maneras:

Cepillado de dientes: Este es el estándar para el cuidado oral en gatos en el hogar, y debe iniciarse tan pronto como sea posible, al igual que para las personas!

Geles orales: Estos geles se aplican entre las mejillas y los dientes diariamente, y ayudan a neutralizar la placa y el mal aliento.

Aditivos alimentarios: Estos se pueden agregar a los alimentos o al agua, y deben utilizarse diariamente para ayudar a prevenir naturalmente la formación de placa.

Dietas dentales: Las dietas dentales recetadas están formuladas específicamente para proteger los dientes, si tu gato está en alto riesgo de enfermedad dental.

A medida que los gatos envejecen, sus dientes comienzan acumular sarro y placa. Las encías pueden inflamarse (gingivitis) y pueden retroceder. Esta enfermedad es reversibles con cuidado en el hogar o intervención veterinaria en menor medida si se trata a tiempo. En caso de que ésta empeore, la gingivitis progresa a periodontitis, que incluye daño en el hueso alrededor de la raíz del diente. A medida que esto ocurre, los dientes se aflojan y pueden desprenderse o fracturarse, y se pueden ver infecciones/abscesos.

Los gatos pueden sufrir de una enfermedad específica de los dientes llamada `Lesiones resortivas en ortodoncia felina´. Estas son erosiones de los dientes donde se encuentran con la encía, y pueden ser extremadamente dolorosas.

Síntomas 

Naturalmente, el desarrollo de enfermedades dentales es un proceso doloroso. Los signos a menudo son vagos o inexistentes, pero pueden ser los siguientes:

  • Comer menos 
  • Agresión
  • Comportamiento tímido a la hora de comer
  • Mal aliento 
  • Pérdida de peso 

 

Algunos cambios de comportamiento atribuidos a la vejez pueden ser por el dolor oral y pueden ser difíciles de notar. De hecho, ¡algunos gatos pueden no presentar señales externas nunca!

Como los gatos a menudo son pobres al indicar problemas de salud, los controles dentales regulares con el veterinario son la única manera de asegurarse de que su animal no esté siendo afectado por el dolor dental.

Es importante tener en cuenta que no mostrar ningún signo no significa que su gato no está sufriendo. Los gatos tratan de ocultar el dolor y pueden ser muy hábiles en esto. Además del dolor, las infecciones orales a menudo están presentes en enfermedades dentales avanzadas y las infecciones que comienzan en la boca pueden viajar alrededor del cuerpo, afectando afecciones de los órganos, como enfermedades renales, cardíacas y hepáticas. Esto significa que la enfermedad dental identificada en el gato debe ser tratada rápidamente para asegurar su comodidad y una buena salud general duradera.

Los controles dentales en la consulta veterinaria son una gran idea para que su equipo clínico revise la boca de tu mascota. Estos controles nos permiten estimar el nivel de tratamiento requerido, pero se puede llevar a cabo un examen completo de cada diente si su mascota progresa en la enfermedad dental bajo anestesia general. 

Tratamiento 

Una vez que el felino se haya sometido a un examen dental, se creará un plan dental, basado en la prevención y la intervención. Las estrategias preventivas anteriores se pueden discutir y recomendar de acuerdo a las necesidades del gatito.

En algunos casos esto será suficiente, pero muchos gatos requerirán intervención, si su enfermedad dental está más avanzada. Esto implica el tratamiento bajo anestesia general y ocurre antes de que se inicien las estrategias preventivas. También permite limpiar los dientes, retirar los dientes dolorosos y que todos los dientes sean revisados a fondo más allá de lo que es posible en una mascota consciente.

Si tienes cualquier duda, ¡ponte en contacto con nosotros!

Déjanos un comentario...

Escriba aquí su búsqueda y presione "intro" para buscar...