¿Qué es el refuerzo positivo?

El refuerzo positivo es una forma de entrenamiento del perro que utiliza elogios y recompensas como un incentivo para condicionar los buenos comportamientos y alentar la respuesta a los comandos.

Nuestro veterinarios de Cádiz os hablan de porqué es un método de entrenamiento gentil y colaborativo que no impone castigos o desalientos, por lo que es una opción popular entre los múltiples entrenamientos.

 

Cada perro es único y, como tal, responderá a diferentes tipos de incentivos como comida, juguetes, elogios verbales o afecto físico. La clave de este método de entrenamiento es determinar cuál de estos motiva a tu perro; Puede ser uno o la combinación de unos pocos.

 

Establecer comandos


Si vas a usar el refuerzo positivo, entonces deberás tener un objetivo de comandos establecidos a los que te gustaría que tu mascota responda. Suelen ser vocales, pero pueden combinarse con gestos o también puede ser un silbato o el propio nombre. Una vez que el perro haya aprendido a responder a estos comandos, entonces deberás poder controlarlos en la mayoría de las situaciones.

Además de los comandos básicos, también puede enseñarle a un perro comandos de truco para saltar, rodar o hablar , aunque estos no son vitales, pueden ayudar a fortalecer el nivel de obediencia desarrollado por una mascota.

 

Asociación


El objetivo es lograr que el perro asocie un buen comportamiento con resultados positivos. Para lograr esto, asegúrate de recompensar a tu perro inmediatamente cada vez que haga lo que le pidas. Esto fortalecerá el vínculo de hacer lo que pidas con golosinas o afecto, lo que significa que estarán más inclinados a seguir las órdenes.

Durante las primeras etapas del entrenamiento, es posible que el perro tarde un tiempo en responder a las órdenes. Sin embargo, la clave aquí es ser paciente, perseverar y recompensarlos en el momento en que hacen lo que les pides. Si sigue esta práctica, tu perro pronto se volverá receptivo y, a medida que se desarrolle, este entrenamiento se convertirá en cotidiano para que siga los comandos.

 

Refuerzo Verbal


Para mantener este nivel de obediencia, es esencial que continuamente le digas una confirmación verbal. Cuando tu perro siga una orden, recompénsalo con el positivo asociado, pero también refuerza aún más el comportamiento con elogios como «buen perro» o algo similar.

 

Si bien este entrenamiento no es punitivo, es muy importante no recompensar el mal comportamiento, ya que confundirá al perro.

 

Las claves para recordar cuando se usa refuerzo positivo son: averiguar qué le gusta a tu perro y qué responderá; cronometra las recompensas cuidadosamente y sé consistente.

Si te gusto esta entrada de Blog tenemos más información sobre entrenamientos.

 

Déjanos un comentario...

Escriba aquí su búsqueda y presione "intro" para buscar...