Peces: salud y bienestar

Desde la Clínica del Estadio te contamos como tratar a tu pececillo,  los síntomas de una buena salud y cuidados.

 

Señales de un pez saludable

Apetito: bueno, la comida la come con rapidez y entusiasmo.

Respiración: las branquias deben subir y bajar rítmicamente. Los peces que tragan continuamente en la superficie (por ejemplo, gouramis) son un signo de falta de oxígeno o de mala calidad del agua.

Comportamiento: activo, alerta y sociable. Los niveles de actividad más bajos podrían indicar una caída de temperatura y un pez que abandona el resto de su cardumen puede estar enfermo.

Ojos: Brillantes y claros.

Aletas: intactas, ten cuidado con las lágrimas, divisiones, manchas o vetas de sangre. Las aletas también deben mantenerse alejadas del cuerpo, no caídas ni dobladas.

Posición: nadar libre y uniformemente, un pez hundiéndose en el fondo o nadando a un lado es una mala señal ¡aunque algunos bagres nadan al revés normalmente!.

Escamas: no deben mostrar lesiones ni crecimiento de hongos.

Ventilación: limpia y sin heces fibrosas.

Signos de mala salud

  • Vientres hundidos o distendidos (excepto cuando llevan huevos)
  • Expulsión de escamas
  • Parches pálidos en escala
  • Pequeñas manchas blancas
  • Ojos lechosos
  • Posición irregular
  • Dolencias comunes
  • Falta de oxígeno: jadeo en la superficie del agua.

Enfermedades en peces

Enfermedad por hongos (saprolegnia): cuerpo y aletas cubiertas de mechones blancos (si están alrededor de la boca, es probable que se trate de una afección diferente conocida como ‘hongo bucal’).

 

Enfermedad de la mancha blanca (Ichthyophthiriasis): pequeñas manchas blancas que cubren la piel, las branquias y las aletas.

Podredumbre de las aletas: desgaste del tejido entre las aletas (no debe confundirse con desgarros accidentales, etc., que sanarán por sí solas).

Dropsia: cuerpo hinchado y escamas sobresalientes.

Enfermedad de la vejiga natatoria: pérdida del equilibrio que conduce a la incapacidad para nadar adecuadamente.

Estrés de temperatura: si el agua se enfría demasiado, se sabe que los peces tropicales nadan lentamente. Si hace demasiado calor, los niveles de oxígeno disminuirán, por lo que los peces jadearán en la superficie.

Tratamiento

La mayoría de estas condiciones son causadas por la mala calidad del agua, por lo que si nota alguno de estos problemas, primero deberá verificar la calidad del agua.

Lo ideal es que si tu pez presenta algún síntoma de los descritos, no dudes en ponerte en contacto  con un experto veterinario.

 

Déjanos un comentario...

Escriba aquí su búsqueda y presione "intro" para buscar...