Palomas: ¿Cómo viven entre nosotros? Parte 1

Hoy desde nuestra Clínica Veterinaria en Cádiz te contamos cómo las palomas  se comportan viviendo el día a día entre nosotros.

Fueron domesticadas por primera vez por humanos hace más de 5000 años y en la actualidad las palomas son vistas comúnmente en ciudades, pueblos y parques de todo el mundo.

La especie más común desciende de la paloma de roca, originalmente domesticada por humanos para alimentarse y llevar mensajes. Estas «palomas salvajes» han vuelto a su estado de libertad, pero aún viven cerca de las personas y disfrutan de los beneficios de la vida urbana. Otras especies de palomas también se encuentran presentes cantidades crecientes en entornos urbanos y suburbanos.

Las palomas son aves sociales, pueden volar en parejas y hasta grandes bandadas sueltas. Se alimentan de semillas, brotes, pequeños invertebrados y cualquier resto de comida humana que puedan encontrar.

Las palomas generalmente tienen dos huevos por cría y en el entorno urbano pueden reproducirse durante todo el año (alrededor de 1-3 crías al año), gracias a un suministro de alimentos abundante y constante.

Las personas no siempre han tenido una opinión mala acerca de las palomas; Durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, las utilizaban para poder llevar mensajes cruciales por el campo de batalla. Muchas incluso han recibido medallas, por ejemplo Cher Ami, una paloma mensajera durante la Primera Guerra Mundial, que tiene una exhibición permanente en su honor en el Instituto Smithsonian en los Estados Unidos, ¡tanto que en 2013 se compró un campeón llamado Bolt por casi £ 300,000!

Con tal historia, ¿por qué algunos consideran a las palomas un problema cuando se mudan a pueblos o ciudades? Esto se debe en parte a que usan cables y edificios para posarse, anidar, entre otras cosas que genera un desorden. Muchas personas también disfrutan alimentando a las palomas, lo que ha llevado a grandes bandadas a congregarse en estas áreas como parques, vecindades, etc., pero esto es a menudo visto como un riesgo para la salud pública.

Si te gustó nuestro post, espera a ver la segunda parte de esta curiosa historia.

Déjanos un comentario...

Escriba aquí su búsqueda y presione "intro" para buscar...