Oruga procesionaria y perros en Cádiz

Peligro real de las orugas procesionarias para los perros:

La orugas de procesionaria, al tener un clima templado en nuestra zona,  se adelantan  con respecto a otras  zonas más frías. Aquí las podemos ver dependiendo del año desde mediados de diciembre, siendo los picos en enero – febrero.

Es una plaga que afecta al pino y el peligro consiste que al bajar de los arboles  forman filas enormes y  tienen “pelos” con unas sustancias muy irritantes  que usan para defenderse  de los depredadores.

En el caso de los perros, les llama bastante la atención yefectivamente pueden llegar a chuparlas y lamerlas ya que es una técnica del exploración del entorno habitual. En el perro, los pelos y las sustancias irritantes producen unos cuadros muy dolorosos de  que van desde irritaciones  hasta necrosis de la lengua. Lo primero que vemos son inflamaciones de labios y lengua pudiendo llegar a dificultar   la respiración.

Es una urgencia veterinaria bastante importante ya que las lesiones dependen del tiempo en que se instaure el tratamiento.

Recomendaciones:

  • En estas épocas si puedes, evita zonas de pinares.

  • Si te ocurre, ten a mano el teléfono de urgencias de tu centro veterinario o busca un veterinario cerca de donde estés.

Déjanos un comentario...

Escriba aquí su búsqueda y presione "intro" para buscar...